martes, 15 de marzo de 2016

SORRY, AMIGOS...

Momentaneamente, Francisco sigue con problemas de salud, por lo tanto nos vemos obligados a suspender la publicaciones de La Misère Porc por unos días.

Muchas gracias

miércoles, 9 de marzo de 2016

PRONTUARIOS K (10)


La llegada de Barack Obama traerá anuncios de "gran variedad", según Martín Lousteau




MIÉRCOLES 09 DE MARZO DE 2016 • 21:00

El embajador argentino en el país estadounidense dijo que serán en distintas áreas como inversión, comercio, seguridad, aduanas y energía renovable



PARA LA NACION















Martín Lousteau con Barack Obama.Foto:Twitter @GugaLusto

NUEVA YORK.- El embajador de la Argentina en Washington, Martín Lousteau, dijo que espera anuncios en una "gran variedad" de temas durante la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la Argentina a fines de este mes, luego de su histórico viaje a Cuba.

"Huvo una gran cantidad de intercambios en los últimos meses, un montón. Yo diría en casi cualquier área posible, desde infraestructura, a inversión, comercio, seguridad, aduanas y fronteras, energía, energía renovable. Creo y espero que lo que vamos a presenciar es una gran variedad de cosas de las que se hablará y anunciará en la Argentina", indicó ayer Lousteau en un encuentro con la prensa en el Consejo de las Américas.

De gira en Nueva York, donde permanecerá hasta el viernes, Lousteau aprovechó su reunión con los periodistas para hacer un repaso de los avances en la relación bilateral, brindar su visión sobre el acuerdo con los holdouts y dar algunas definiciones respecto de la cooperación en seguridad y la postura de la Casa Rosada respecto del debate global sobre política de drogas.

Lousteau dijo que el acuerdo con los acreedores del país, incluidos los fondos "buitres", permitirá mejorar el vínculo con Estados Unidos al abrir "muchas oportunidades" que van más allá de conseguir financiamiento fresco en los mercados de capitales.

"Todos tenemos una visión de cuál fue el impacto de la sentencia. Pero, también, el conflicto muy sostenido durante mucho tiempo impidió que muchas oportunidades de la relación bilateral, la participación de la Argentina en un montón de ámbitos, se obstaculizara. Y también que la Argentina fuera caracterizada de una manera injusta, incompleta e injusta", indicó. "Resuelto este problema, no sólo existe la posibilidad de poder acceder a financiamiento, que la Argentina necesita, sino que, al no ser el único tema en la relación bilateral, habilita a que puedan ocurrir un montón de otras cosas", agregó.

"Uno de los pilares de la cooperación entre Buenos Aires y Washington será la seguridad y la lucha contra el narcotráfico"

Uno de los pilares de la cooperación entre Buenos Aires y Washington será la seguridad y la lucha contra el narcotráfico. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, viajó a Washington recientemente para pulir la agenda. Lousteau definió dos áreas: el intercambio de información y entrenamiento o capacitación de fuerzas de seguridad, y la adquisición de tecnología.

"La capacitación es muy importante, la información es extremadamente importante, y la cooperación en estas áreas no ha tenido lugar en los últimos años. Luego, la Argentina, de acuerdo a su propio diagnóstico, decidirá qué tipo de tecnología necesita para fortalecer las políticas", señaló el Embajador.


Lousteau también se refirió al debate sobre la legalización dentro del marco de la definición de una nueva política global de drogas, a semanas de un encuentro de alto nivel en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, el primero desde 1998.
"Yo no creo que haya un único camino para resolver el problema", apuntó. "Creo que lo que necesita es tener análisis rigurosos, intercambiar opiniones y tratar de proveer una buena solución que puede conducir a una mejora, porque todos estamos aprendiendo acerca de esto", agregó.



Axel, la ventaja que tuvo el macrismo





09/03/16




El macrismo ha tenido una dosis de pericia y otra de mucha fortuna para la aprobación en Diputados del dictamen que abre la puerta a la posibilidad de un acuerdo con los fondos buitre. Como paso previo deberán derogarse la Ley Cerrojo y de Pago Soberano Aquella dosis de pericia radicó en la negociación que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, llevaron adelante con Sergio Massa, del Frente Renovador, y Diego Bossio, cara visible de la ruptura en el Frente Para la Victoria (FpV).
 La suerte corrió casi con exclusividad por cuenta del protagonismo que adquirió en los debates Axel Kicillof, el ex ministro de Economía de Cristina Fernández. Detrás suyo, apenas como una sombra, asomó el ex secretario de Política Económica, Roberto Feletti. El hombre que después de diciembre obtuvo un conchabo como funcionario en La Matanza, prohijado por el ex intendente Fernando Espinoza.
Kicillof disfrutó con aquel estrellato aunque en varios cruces cuerpo a cuerpo asemejó al boxeador que amortigua los golpes con su cara. El primero de ellos fue lanzado por Alfonso Prat-Gay quien, ante las objeciones contra el acuerdo, le recordó el dineral que había desembolsado la Argentina para una transa inútil con el Club de París y la indemnización –con cláusula secreta incluida– pagada a Repsol por la expropiación de YPF.
 Ambos durante su gestión como ministro. Extraña aquella reacción vehemente del ahora titular de Hacienda, poco afecto en general a las controversias públicas. Pudo haberlo tomado a lo mejor como un gusto que muchos –en la política y fuera de ella– quisieran darse.
Kicillof demostró, pese a todo, buena preparación. Y temple. No se calló frente a casi ninguno de los invitados que expusieron sobre el posible acuerdo en el plenario de Comisiones en Diputados. Pero cobró. El economista Nicolás Dujovne lo mandó a estudiar. Mario Bléjer lo ignoró. El presidente de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, le retrucó con explicaciones que le endilgó al propio ex ministro.
 Entre tantas y enjundiosas intervenciones llamó la atención la abstinencia de Kicillof cuando el expositor fue Juan Carlos Fábrega, el ex jefe del Banco Central. El veterano canoso no dijo nada en el recinto muy distinto a quienes, aún con algún reparo, respaldaron la chance del acuerdo con los buitres. Cualquier pregunta un poco audaz podría haber causado, en ese momento, el nocaut de Kicillof.
Fábrega se comportó como un caballero. Todo lo que se privó de ventilar en Diputados lo contó en un reportaje en el portal de Infobae. ¿Cuál es esa historia? La negociación secreta encarada por él mismo en 2014, instruido por el entonces jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, para que un aporte de bancos privados nacionales comprara la deuda con los buitres que poseía el aval de un fallo a favor de la Corte Suprema de EE.UU. La suma ascendía a UU$ 1.650 millones.
Fábrega reveló que la irrupción de Kicillof hizo naufragar todo. Le dijo a los banqueros que el Gobierno reconocería a los holdouts sólo el monto de la deuda al valor del 2005. En la óptica del ex jefe del Central, esa maniobra derivó en el endurecimiento del cepo cambiario y la definitiva retracción de las inversiones. La economía, al bombo.
La suerte política para el macrismo que representa Kicillof como principal contendor en los debates públicos sería proporcional a la desgracia que ese comportamiento tendría para el peronismo. El PJ aspira a ordenarse como una oposición racional. Le costará mientras el ex ministro de Economía o Guillermo Moreno sigan ocupando la primera plana. Son el par de kirchneristas sindicados como principales responsables, amén de Cristina, de la desastrosa herencia que le toca administrar ahora a Mauricio Macri.
El problema podría extenderse también hacia Héctor Recalde. El jefe del bloque de diputados del FpV, bendecido por Cristina, comunicó que su bancada no dará quórum la semana que viene cuando se trate el dictamen para intentar cerrar el conflicto con los buitres. En las últimas horas Recalde recibió el llamado de tres gobernadores del PJ –todos de provincias del Norte, una de ellas con un presidenciable– quienes le advirtieron que sus legisladores estarían dispuestos a asistir al debate.
 No para votar a favor. Pero sí para participar y transmitir a la opinión pública la idea de que habría en ciernes, tal vez, una oposición constructiva. El liderazgo de Recalde correría así riesgo de convertirse en flecos.
Los peronistas y los kirchneristas están en un proceso que intenta la designación de autoridades partidarias. La fecha fijada para las elecciones es el 8 de mayo. Los gobernadores pretenderían una lista de unidad detrás de la figura del sanjuanino José Luis Gioja. Pero la intransigencia de los ultra K estaría malezando ese camino. Una confrontación derivaría en la posterior e inevitable ruptura.
Los peronistas observan atemorizados, además, cómo el espacio de la oposición moderada lo va ocupando paulatinamente Massa. El ex intendente de Tigre terminó trazando una estrategia común con el bloque de 17 diputados rupturistas del FpV para imponer condiciones al macrismo en la búsqueda del acuerdo con los buitres. El pejotismo careció en estos días de esa flexibilidad y pareció quedar rehén de las ínfulas de Axel.
El macrismo corcovéo frente a las exigencia de Massa y sus aliados. Estos solicitaron dos cosas: que el futuro endeudamiento sólo aplique al pago del acuerdo con los buitres; que cualquier excedente sea destinado a las realización de obras de infraestructura. Nunca a la utilización de los gastos corrientes. Un proyecto noble pero de dudoso cumplimiento para un Gobierno que exhibe agujeros financieros en todas sus áreas. 
Que arrancó la gestión con un déficit fiscal de 7% del PBI. Herencia también de la década ganada. Sólo en la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal contabilizó 98 obras públicas paradas y con más de seis meses de retraso en los pagos. El arreglo docente insumirá otro aporte extra de remesas del Gobierno nacional. Y se vienen paritarias que no bajarán del 35%. En ese panorama se inscribe el principal desafío presidencial: el combate contra la inflación. No habría razones para sonreír.
Macri y Prat-Gay fueron conscientes de que, más allá de las exigencias opositoras, ningún trámite de normalización será factible sin sacar del medio el conflicto con los fondos buitre. De allí la transacción cerrada por Frigerio y por Monzó para que Diputados pueda dar el paso inicial. Ese éxito tendría un valor simbólico para encarar la aprobación definitiva en el Senado.
Allí no les aguardaría ningún jardín de rosas. Cambiemos es mas débil que en Diputados, pero el ultrakirchnerismo también. Una compensación. Entre los senadores predomina nítidamente el peronismo clásico. Los gobernadores podrían tener una influencia que en la Cámara baja les complicó Kicillof. Es el capítulo a resolver por el Gobierno antes del 14 de abril, plazo estipulado para saciar el apetito de los buitres. Tampoco será una ganga. 

Stolbizer alegó "gravedad institucional" en la causa Hotesur





09/03/2016 - 16:53hs




















La diputada nacional Margarita Stolbizer alegó este miércoles “gravedad institucional” como argumento para constituirse como querellante en el marco de la causa Hotesur, que investiga las irregularidades en la empresa hotelera de la familia Kirchner.

Así lo expresó la legisladora ante los integrantes de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, adonde llegó el planteo luego de que fuera rechazado tanto en primera instancia como en la Cámara Federal porteña.

Se trató de una breve audiencia en la que, sin la presencia de las otras partes, que optaron por no concurrir, la diputada, acompañada por su abogada, argumentaron el planteo con el que apunta a sumarse como querellante en el expediente Hotesur.

Actualmente, el destino de esa causa se encuentra en manos de la Cámara Federal porteña, que debe definir si la investigación queda en manos del juez federal Daniel Rafecas o de su par Julián Ercolini, luego de una apelación presentada por el fiscal Carlos Stornelli.

Mientras tanto, la Sala I de Casación Penal –integrada por los jueces camaristas Ana María Figueroa, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos- debe definir dentro de los próximos cinco días hábiles si se acepta o no como querellante a Margarita Stolbizer en el expediente.

En este sentido, la diputada reclamó a Casación Penal que haga prevalecer “el fundamento constitucional, basado en la gravedad institucional detrás de esta investigación, que afecta de manera directa al interés público”.


“La corrupción no es un delito meramente económico sino que pone en juego a los derechos humanos”, esgrimió al fundamentar su planteo ante los integrantes de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal.

La marcha en campo minado por Cristina




9 de marzo de 2016 

Por Antonio I. Margariti

Este artículo no debe considerarse como crítica de la gestión del presidente Mauricio Macri; por el contrario, es un informe de admiración por la ciclópea tarea que ha asumido y que, ni siquiera, es conveniente para él.


No se deseo ser ditirámbico. Pero hasta ahora ha mostrado una grandeza de espíritu pocas veces vista en nuestros gobernantes.

El ing° Macri ha aceptado, con responsabilidad, la función de conducir al pueblo argentino por el desierto hostil que el anterior Gobierno generó en todas las áreas institucionales del Estado. Sin desubicarnos, creemos que Macri deberá asemejar su tarea a la histórica función de Moisés, el caudillo elegido por Dios para liberar al pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto y conducirlo por el desierto hasta alcanzar la tierra prometida.

Al mismo tiempo pretendo señalar la irracional gestión del gobierno anterior y la absoluta negación de sus envenenados frutos: un enorme y complejo desorden administrativo, una crisis social muy profunda, un caos monetario casi imposible de domar y una degradación en la moral pública.

ARGENTINA OSCILA ENTRE CIVILIZACIÓN Y BARBARIE

La administración del presidente Mauricio Macri está ingresando en un sendero sumamente crítico, tan estrecho y peligroso, que puede afectar su propia base de sustento político.

Si su gestión fracasara, Argentina podría oscilar –como muchas veces en su historia- de un extremo al otro. Es decir de “la civilización a la barbarie”. Otra vez Sarmiento y los caudillos.

Si se generara convulsión social, no hay duda que volvería el populismo, pero con ansias de venganza. En este hipotético e indeseable final, podríamos vernos reflejados en el caos de la Venezuela chavista del socialismo siglo XXI.

LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS

Las señales de alerta son incipientes y manejables, pero como todos los signos anticipan modificaciones del clima social y se presentan como pequeños cambios que preanuncian la tormenta. Ellas son:

*la escalada del dólar, con pérdida de reservas después de eliminar el cepo;
*indecente remarcación de precios aprovechando el blanqueo en la cotización del dólar; *insólita suba de tasas de intereses al 41 % anual, cuando en el mundo rigen tasas del 2% y hasa negativas de -1% como en Japón; *pérdida relativa de la recaudación impositiva entre febrero 2015 y 2016; *dificultad para poner orden en las estadísticas de precios; *atiborramiento de billetes de papel en los depósitos del Central y bunkers de transportadoras de caudales; *persistencia de una inflación mensual del 3,5% al 4%.

Sin dramatismo ni anuncios agoreros, trataremos de presentar los problemas que enfrenta Macri, para que quienes deben tomar decisiones que trascienden sus intereses comerciales, reflexionen sobre su decisiva influencia en el sagrado destino del país.

PROBLEMAS DETECTADOS EN 90 DÍAS DE GESTIÓN

Se podrían dar distintas interpretaciones a las consecuencias de estos problemas, pero lo indudable es que existen. Estamos tentados a citar la frase de Carlos Fayt, virtuoso miembro de la Corte, cuando respondió a las injurias de la presidenta saliente diciéndole: “¡Señora, las opiniones son libres, pero los hechos son sagrados”!. Estos problemas son:

a) Actitudes irreflexivas y coléricas de la ortodoxa guardia kirchnerista, dispuesta a emplear métodos insensatos para hacer fracasar la gestión de Macri como si fueran un grupo de “partisanos” atentando contra un ejército enemigo.

b) Aprovechamiento oportunista de los gobernadores e intendentes del PJ que ofrecen integrar la coalición siempre y cuando les suministren más dinero.
c) Estrategia de shock, acertada en materia cambiaria y de fomento de la exportación agroindustrial. Pero simultáneamente una morosa acción gradualista en dos campos críticos: la inflación galopante y la asfixia de la presión impositiva.

d) La morosidad del gradualismo sólo es compatible con una estrategia-sin-tiempo, cuyo único ejemplo mundial exitoso fue la campaña quinquenal desarrollada por Ho-Chi-Min en el sudeste asiático del Viet-Nam.

e) Errónea dispersión de la conducción del Gobierno en 22 ministerios, renunciando a la unidad de mando en economía y creando el problema señalado por Graicunas cuya Ley dice “que si los subordinados aumentan aritméticamente, las relaciones que el superior debe coordinar se incrementa geométricamente y por tanto el límite del número de sectores a dirigir es de un máximo de 5 áreas por niveles de decisión”. No más de 5 ministerios, no más de 5 secretarías por ministro, no más de 5 departamentos por secretario.

f) Carencia de personalidad fuerte que sepa decir “NO-HAY-MÁS-PLATA” para resistir las presiones y chantajes de políticos por fondos y limosnas.

g) Riesgosa decisión de continuar administrando el Colosal Estado de Cristina (Leviathán) que multiplicó oficinas, reparticiones, direcciones y áreas administrativas pasando de 2,3 millones a 4 millones de empleados públicos, muchos ocupados en tareas inútiles.

h) Pérdida de iniciativa y parálisis funcional en materia de inflación, justificada como una imperiosa necesidad política para mantener la paz social.

 i) Renuncia a elaborar un plan de saneamiento de las finanzas públicas, que incluya reducción del gasto público para alcanzar el “déficit cero” y eliminación de trabas y obstáculos a la iniciativa privada.

f) Reiteración de la filosofía populista que pretende “vivir por encima de las posibilidades” recurriendo al endeudamiento externo que aportaría fondos por u$s 30.000 mill. a repartir con los gobernadores peronistas luego del arreglo satisfactorio con los hold-outs.

g) En la loable intención del gobierno, ese endeudamiento formaría parte del “New Debt” para lanzar un expansivo plan de obras públicas como nunca se vió en la historia nacional, similar al “New Deal”, el keynesiano proyecto de Franklin Delano Roosevelt en la crisis de 1929.

HONESTIDAD EN LOS DATOS DEL NUEVO GOBIERNO


Una de las invalorables cualidad de la gestión de Mauricio Macri es el esfuerzo por la verdad y transparencia, renunciando a la mentira.

Por ello es posible brindar datos oficiales precisos pero preocupantes:

1° La impresión de nuevos billetes (con las efigies de Evita, el malandra gaucho Rivero y el delineado rostro de San Martín) entre el 10 Dic 2015 y el 29 Feb 2016 han significado una expansión escalofriante de dinero físico.

2° El dinero en circulación + el dinero asignado al Gobierno y recuperado con Lebacs, pasó de Dic 2015 a Feb 2016 de: $ 958.649 millones a $ 1.122.673 de millones (un 1 seguido por doce dígitos)

3° Esa formidable expansión monetaria, para arreglar los desaguisados del anterior gobierno, ha sido de $ 164.024 millones en sólo 2,6 meses del gobierno de Macri y representan el 17 % de creación de dinero de la nada.

4° Anualizando este empapelamiento y manteniendo la actual prodigalidad en el gasto público, se llegaría a un delirante nivel de emisión del 81% anual.

5° Como demuestran trabajos de diversos premios Nóbel, toda variación en la emisión de dinero repercute en el mismo sentido en el nivel de precios con un “gap” (lapso o intervalo) entre 7 a 9 meses.

6° Al mismo tiempo, las obligaciones por pases activos y pasivos a reintegrar a Bancos, que endosan bonos públicos en garantía, ha crecido de $ 338.232 millones a $ 379.932 millones entre diciembre 2015 y febrero 2016, con un aumento de $ 41.699 millones en el pasivo del banco Central.


Estos son los peligros del éxodo que Mauricio Macri está dirigiendo en el campo minado por Cristina. Rogamos que al igual que Moisés, pueda alcanzar la tierra de una Argentina soñada y prometida.

La Fiscalía de San Pablo denunció a Lula Da Silva por lavado de dinero




09/03/2016 | 21:17

Sostienen que el exmandatario ocultó que tenía un triplex, registrado a nombre de una empresa contratista. 


 El expresidente de Brasil, Lula Da Silva, en su peor momento.


La Fiscalía de San Pablo denunció este miércoles al expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva.

 El jueves habrá una conferencia de prensa para explicar los detalles,pero se sabe que es por "lavado de dinero y falsedad ideológica", en relación al tríplex del condominio Solaris, en Guarujá, cuya propiedad se le adjudica, aunque él la niega.

La acusación fue presentada en el Foro Criminal de Barra Funda, San Pablo, por los fiscales Cássio Conserino y José Carlos Blat, quienes afirman que Lula intentó ocultar la propiedad del inmueble, que oficialmente está registrado a nombre de la empresa contratista OAS, según consignó el portal del diario O Globo.



Previo a esta presentación, el exmandatario se reunió con la actual jefa de Estado, Dilma Rousseff, y con ministros y legisladores de la coalición gobernante, con la intención de unir las bases ante la crisis política que se agravó días atrás, cuando fue forzado a declarar por el caso Petrobras, y en momentos en que la oposición prometió retomar el juicio político contra la Presidenta.