martes, 31 de marzo de 2015

TODOS LOS DÍAS, TENEMOS UNA NUEVA ACUSACIÓN DE AFANO K






SE ROBAN LA PLATA  A PALADAS,
TODOS ESTÁN UNIDOS EN MAFIA
 ESTE LA TRAÍA DE IRÁN
PARA LA CAMPAÑA DE LA KRETI


DEBEMOS ESTAR MUY ATENTOS
A LA DESIGNACIÓN DEL SUCESOR
DEL DEGENERADO JUEZ DE LOS 
PROSTÍBULOS Y LIBERADOR DE LOS
PRESOS POR VIOLACIÓN

En reclamo de una modificación del Impuesto a las Ganancias, empezó el paro general de los gremios opositores



Martes 31 de marzo de 2015 | 00:14

Paro general contra el Gobierno


La medida de fuerza, de 24 horas, cuenta con la adhesión casi total de los gremios de transporte público; es la cuarta huelga nacional contra el gobierno de Cristina Kirchner.

El sindicalismo opositor realiza desde esta medianoche su cuarto paro nacional contra el gobierno de Cristina Kirchner , con el respaldo casi total de los gremios del transporte público. El reclamo principal es la modificación del Impuesto a las Ganancias, aunque también se suman las demandas de un aumento de emergencia a los jubilados, y medidas contra la inflación y la inseguridad.
La huelga de 24 horas, criticada con dureza por la Casa Rosada, fue impulsada por 22 sindicatos del transporte y cuenta con el respaldo de la CGT de Azopardo, de Hugo Moyano , de la CGT Azul y Blanca, de Luis Barrionuevo , de la CTA disidente, dePablo Micheli , y de los bancarios. Tiene una particularidad: las organizaciones de la CGT oficialista decidieron apoyar la protesta, aunque de manera indirecta.
Los colectivos urbanos, ómnibus de larga distancia, vuelos internacionales y de cabotaje, ferrocarriles, la actividad portuaria y el comercio exterior, son algunos de los servicios afectados. Pero además se redujo al máximo la atención al público en los bancos y no abren las dependencias estatales en las que ATE tiene representación; tampoco funciona la recolección de residuos, el transporte de carga y no abren las estaciones de servicio de combustible.
"Maldito impuesto al trabajo", puede leerse en los afiches en las calles que mandaron a pegar los gremios. La reivindicación por el impuesto que pesa sobre los salarios unifica posturas en el atomizado mapa sindical. Agrupa en un mismo sector a oficialistas y a opositores. De hecho, ayer, el jefe de la Uocra y uno de los dirigentes que mejor vínculo mantienen con la Casa Rosada, Gerardo Martínez, manifestó que "Ganancias es injusto" y especuló con que la medida de fuerza podría tener "gran adhesión".

OPTIMISMO POR LA CONVOCATORIA EN LOS SINDICATOS

Pablo Micheli, de la CTA disidente, fue optimista sobre la convocatoria, que, según sostuvo, será "contundente", y resaltó el gesto de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que conduce Antonio Caló, a su vez secretario general de la CGT alineada con el Gobierno, de dar libertad de acción a sus afiliados. "Van a parar casi todos los gremios, hasta los gremios oficialistas, como la UOM", resaltó. Además, planteó la continuidad del plan de lucha. "Vamos a tener que discutir en 15 o 20 días cómo hacemos un paro de 36 horas con movilizaciones", enfatizó.
Desde la CGT de Moyano, el secretario general del gremio de Judiciales, Julio Piumato, pronosticó que el paro marcará "una jornada histórica", con un reclamo "contra la precarización laboral, contra el impuesto al trabajo y por aumento de emergencia a jubilados".
Además, el Partido Obrero (PO) afirmó que la medida de fuerza suma adhesiones y vaticinó que representará un quiebre en la CGT oficialista. "El paro crece. Se quiebra la CGT oficial, paran las grandes plantas y parques industriales de gremios no adheridos a partir de asambleas obreras", destacó Néstor Pitrola.

LA POSTURA DEL GOBIERNO

Hasta último momento el Gobierno intentó neutralizar el reclamo, al convocar a los empresarios del transporte público, que son beneficiados con millonarios subsidios para abaratar sus tarifas y evitar despidos.
Desde el Ejecutivo se mantiene el rechazo a modificar en el corto plazo el tributo o elevar las escalas del mínimo no imponible de Ganancias. Con las últimas modificaciones impositivas, concretadas en agosto de 2013, Ganancias es tributado por el 10,2% de los trabajadores registrados (955.527) y el 0,7% de los jubilados (39.641), según informó la AFIP.
Son alcanzados hoy por Ganancias todos aquellos sueldos y jubilaciones que sean superiores a los 15.000 pesos desde agosto de 2013.
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que había opinado que el reclamo "es justo", quedó aislado ante las expresiones del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y del ministro de Economía, Axel Kicillof. "No hay relación entre el reclamo y la medida adoptada. Afecta sólo al 10% de los asalariados", dijo Tomada. Mientras que Kicillof fue más preciso y no descartó un cambio a futuro: "El mínimo no imponible está muy bien porque se ajustó muy fuerte hace dos años, y después lo de las alícuotas se puede discutir"..

Aníbal Fernández y Axel Kicillof presionaron a los empresarios del transporte





30/03/15 - 15:12hs

El jefe de Gabinete y el ministro de Economía se reunieron con las cámaras empresariales del transporte para analizar la medida de fuerza de mañana y brindaron una conferencia de prensa.

Un día antes del paro nacional que convocan los gremios del transporte y al que se adhieren otros sectores, como es el caso de la CGT que conduce el dirigente sindical opositor Hugo Moyano, el gobierno nacional presionó a los empresarios para que "dialoguen" con los sindicatos a fin de evitar la medida de fuerza.

Así lo informaron, a través de una conferencia de prensa conjunta, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, quienes mantuvieron un encuentro con los representantes de distintas cámaras de empresarios del transporte de todo el país para analizar el paro de mañana.

"El Estado paga el subsidio a los empresarios. El Estado hace el esfuerzo y garantiza la retribución de los subsidios, pero el empresariado no participa en forma activa dialogando con los sindicatos, sus sindicatos que trabajan con el sector", expresó durante su discurso el jefe de gabinete, Aníbal Fernández.

"Llamamos para pedir una actitud responsable sobre una actividad de estas características. Los empresarios tienen que hablar con los gremios", enfatizó el funcionario.

Los gremios del transporte impulsaron un paro nacional de 24 horas para que se modifique o elimine el gravamen que se paga con los salarios, que afectará los servicios de los colectivos urbanos, ómnibus de larga distancia, vuelos internacionales y de cabotaje, y ferrocarriles. 

Por su parte, el ministro de Economía, Axel Kicillof, se expresó en el mismo sentido y puso en duda que la demanda por la baja del mínimo no imponible del polémico impuesto sea el verdadero motivo de la huelga: "Ganancias afecta al 10 por ciento de los trabajadores. Hay una medida general de los trabajadores por un problema del 10 por ciento”, enfatizó.


Por último, el Gobierno informó que dispondrá efectivos de fuerzas policiales en las principales terminales del transporte público para garantizar seguridad en la prestación del servicio pese al paro de los gremios del sector.

Empieza la previa





 30 marzo, 2015 



 Por Gabriela Pousa 

Por primera vez el país es lo que se ve. Ya ni apariencias caben en este escenario donde los disfraces se están acabando. La inexplicable trama de enredos y canchas embarradas que signan la muerte de Alberto Nisman se extiende hacia el resto del escenario porque algo es cierto: la desaparición del fiscal, su denuncia desestimada y el paro de mañana son todos hechos políticos. Todo ha de serlo de ahora en más. 

Inútil es pretender venderlos como sucesos limitados a lo policial, a lo judicial o a lo meramente sindical. En esta Argentina no hay modo de separar la paja del trigo. Todo tiene que ver con todo porque en todo se ve, más o menos clara, la mano del gobierno nacional tratando de manipular a conveniencia las circunstancias.  

Ahora bien, que el gen político se inmiscuya hasta en la vida familiar no implica la ausencia de otros condimentos. Se acaba marzo y comienza inexorable, el proceso electoral con lo que eso significa en una geografía donde la democracia no deja de ser sinónimo de ir a votar.  Otra será la suerte cuando se comprenda cabalmente, que lo democrático implica derechos y deberes de ciudadano que van mucho más allá de la emisión de un sufragio. 

A partir de abril, casi todos los fines de semana, en algún punto del mapa, habrá cuarto oscuro y definiciones que aportarán desazones y esperanzas. Ahora bien, si por obtener un triunfo electoral en una determinada localidad  se creerá que ya está la suerte echada a nivel nacional, las sorpresas a posteriori serán magnánimas. 

Estamos en un país donde todo puede cambiar de la noche a la mañana. Ejemplos sobran: la entronización del Papa, las inundaciones en La Plata, la muerte del titular de la UFI AMIA, una cuenta no declarada ligada a alguno de los candidatos, otra olla que se destapa…, podrían alterar de cuajo un pronóstico electoral que hoy parezca imposible ser modificado. 

Empiezan los trabajos de seducción harto complejos, porque la sociedad es una mujer que ha sufrido excesivos desencantos. Sin embargo, muchas veces demostró necedad siendo esa esposa golpeada que vuelve a elegir a su marido.  No está nunca claro si nos avergüenzan las cicatrices, o si las llevamos como orgullosos soldados.

En este contexto, cabe recordar que mucho (sino todo) lo que se esgrime hoy día en medios, discursos, o correveidile de pasillos, está más relacionado a deseos o coyunturas que a proyección de escenarios probables con bases sustentables. Las encuestas convertidas en productos de consumo estacionales cotizan según quien oferte cifras e imágenes.

Todos ganan, todos empatan y todos pierden simultáneamente. Sin ir más lejos, esta mañana recibí un sondeo donde Anibal Ibarra tiene la mayor intención de voto porteño. Poco serio.  Tampoco se trata de preguntarnos ¿quién es más lindo? Ni basta con ir en búsqueda del menos malo.   No tomemos a la ligera esta previa. 

Quevedo sostenía que “puede medirse la tierra y el cielo pero jamás la mente humana”. Y no se equivocaba. En ese sentido, la subestimación del pueblo que hacen algunas consultoras es similar a la que observamos en las cadenas nacionales donde se pretende vender Argentina como una panacea donde no existen los problemas.  Hay que entender que una cosa son las tendencias, y otra muy distinta son los resultados, aún cuando en ocasiones pueda haber coincidencias. 

Considérese que la credibilidad en la política es mínima, que el miedo que imparte el gobierno con todas las internas de inteligencia, y la evidencia de una mafia enquistada en el seno del poder, provocan consecuencias. Y esas consecuencias llevan a muchos argentinos a desdoblar su discurso.

Una cosa es lo que se dice en público, y otra es la que se calla. El enrarecido clima en que vivimos lleva a que lo “políticamente correcto” prevalezca. Por eso, las respuestas que puede darse a las encuestas ya sean telefónicas, callejeras, o puerta a puerta tienen más margen de error que en otras épocas. 

Comprar merluza compactada por bacalao o trucha fresca depende de cada uno. Medios, políticos y consultoras tenderán a satisfacer al cliente. La sociedad debe satisfacerse a sí misma. Hace tiempo que sus demandas y preguntas no son tenidas en cuenta. Lamentablemente, aquello que  desvela a la gente no es lo mismo que desvela a la dirigencia. 

Argentina es el país donde todos juegan a Antón Pirulero, cada cual atiende su juego. Y al ir avanzando casilleros en el calendario, esta dialéctica se va incrementando a extremos impensados. Los candidatos están contando votos puertas adentro, lidiando internas, tratando de que los trapitos sucios se laven en casa, y no a la vista de otros que puedan usarlos como carta de triunfo. 

Es cierto que les cuesta en demasía lograr que las asperezas se limen sin ser expuestas. Para ese sector de la dirigencia, abocado de lleno a la campaña proselitista, el fiscal Nisman ya no es tema. La inflación y la inseguridad le son ajenas. Los ciudadanos somos números. Apenas consideran suyos los métodos y estrategias para ganar adeptos al costo que sea. 

En ese trance, muchas veces, el ridículo es protagonista. De la noche a la mañana, los mismos políticos que ayer aplaudían ciertas medidas, hoy las critican y aborrecen como si no existiese memoria colectiva. El hecho de haberse callado frente a determinados hechos, tampoco los redime de culpas sean estas por omisión o por actos. Las complicidades no pueden taparse aunque hay candidatos que luchan denodadamente porque lo imposible sea logrado. 

Si la ciudadanía está consciente de estas maniobras o si ha sepultado el ayer porque con el presente ya tiene demasiado, se verá una vez que los comicios hayan terminado.

Se va marzo, es triste decirlo y lo es más vivirlo: es el tiempo de los revoques y el maquillaje más que el de los cambios. Empieza el muestreo de escenografías efímeras donde todo lo que se nos ha de mostrar parecerá redentor de lo que hay.  

Mientras, el gobierno tratará de alcanzar la orilla dando manotazos de ahogado. Si nos distraemos puede que lo haga más rápido de lo que pensamos. No sea cosa de terminar aferrados a él como balsa que nos salve, cuando ha sido el que condujo el naufragio.

Posiblemente, cualquier escenario futuro pinte mejor que este donde se ha perdido todo valor. Pero recordemos que doce años atrás, muchos creyeron lo mismo y se volcaron a una opción de la cual no tenían siquiera noción. En enero de 2003, Nestor Kirchner era un perfecto desconocido para la mayoría del electorado argentino. Siguió siéndolo pues el interés social en analizar curriculum vitae de los postulantes es nimio. La ley del mínimo esfuerzo nos mantiene sometidos. 

Repetir el error es volver a auto-condenarnos a infortunios iguales o parecidos. La célula que emerge del cáncer, la mayoría de las veces no hace sino provocar una metástasis. Este paralelismo no necesita exégesis para ser entendido.

Si hemos de elegir un órgano nuevo, lo óptimo sería buscar entre aquellos que no han estado rozando el órgano enfermo. “Las apariencias engañan“, eso ya lo sabemos (o deberíamos saberlo) Y el contagio puede no ser advertido desde el primer momento.

Gabriela Pousa          

Máximo Kirchner, Nilda Garré, Paula Abal Medina y Olaf Asset titulares de dos cuentas off shore con 62 y 19 millones de dólares

SANTA CRUZ



30/03/15 – 18:00 


 Una nueva revelación de la revista brasileña “Veja”, ahonda sobre la sociedad que presuntamente era de Nilda Garre y manejó millones de dólares en la triangulación entre Venezuela-Argentina-Irán. En esta oportunidad publicó datos concretos de la existencia de una cuenta conjunta en la ex ministra de Defensa, el abogado de Néstor Kirchner y el hijo de la presidenta. OPI publicará ambas producciones (Perfil/Clarín) debido a que ningún medio de la provincia se hará eco de esta relevante noticia que marca el nivel de corrupción enquistado en el gobierno nacional.
Según indicó la revista Veja – indica la nota de Perfil – en base a informaciones de un especialista americano en investigaciones financieras, “la primera cuenta, número 00049859852398325985, fue abierta en octubre de 2005 en Felton Bank, a nombre de la empresa Business and Services IBC, con sede en el paraíso fiscal de Belice”.
Los dueños serían la ex ministra de Defensa Nilda Garré; el ex diputado santacruceño y abogado de la familia Kirchner, Henry Olaf Aaset, y Máximo Kirchner. El primer depósito fue realizado desde Caracas, (Venezuela). De acuerdo con Veja, en abril de 2010, el saldo ascendía 41.7 millones de dólares, indica Perfil.
“La segunda cuenta, número 0004496857463059686359385, fue abierta en diciembre de 2006, en Luxemburgo, en el banco Morval Bank & Trust Ltd., con sede en las Islas Caimán”, prosigue la publicación. Los dueños serían Garré, María Paula Abal Medina (hija de la funcionaria) y Máximo Kirchner. Para abril de 2010, el saldo trepaba a 19,8 millones de dólares, según fuentes financieras de Veja.
Estas no serían las únicas inversiones de Garré en el exterior. El domingo, el diario Clarín acusó a la ex embajadora argentina en Venezuela de poseer cuentas en Estados Unidos e Irán, país que lamentó su salida del Gabinete nacional, tal como se deduce de una de las escuchas telefónicas ordenadas por el fiscal Alberto Nisman.
Una de las cuentas llegó a tener, entre 2005 y 2010, un saldo de 61,5 millones de dólares. En cuanto al depósito en Irán, Veja apuntó una fecha llamativa: habría sido abierta el 28 de abril de 2011, tres meses después de la reunión secreta que el canciller Héctor Timerman tuvo en Alepo (Siria) con su par iraní, en la cual negociaron la creación de la Comisión de la Verdad que investigaría el atentado a la AMIA, en el marco del memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán.
El diario Clarín, por su parte, señala hoy que en la cuenta en el banco off shore, el hijo de la presidenta Cristina Kirchner se habría anotado con el pasaporte argentino 25869310 y la dirección de la calle Juncal 1409, primer piso. Es la cuenta abierta en el 2005 que llegó a tener 41 millones de dólares.
El dato se conoció, luego de que los diputados de la Coalición Cívica-ARI Fernando Sánchez y Paula Oliveto Lago pidieron hoy a la Justicia que investigue si la ex embajadora en Venezuela Nilda Garré manejó una cuenta bancaria en EE.UU. y dos en Irán, en base a una investigación de Clarín.
Sánchez y Oliveto pidieron al fiscal Gerardo Pollicita que busque confirmar la existencia de esas cuentas que manejaría la ex ministra de Defensa, de Seguridad y actual embajadora ante la OEA. Garré negó haber manejado esas cuentas que tiene 61 y 47 millones de dólares, respectivamente. La primera había sido abierta en el Felton Bank de Delaware de EE.UU. y la segunda en el banco Tejarad de Teherán.
La presentación fue en la megacausa que la líder de la CC-ARI Elisa Carrió abrió en el 2008 contra Néstor Kirchner, Lázaro Báez y otros por ser parte de una supuesta asociación ilícita.
Sanchez y Oliveto recordaron que en enero de 2005 se conoció que llegó a la Cancillería argentina un cable del entonces embajador argentino en Venezuela, Eduardo Alberto Sadous. “El título del cable era:‘Grave situación’. Sadous, embajador de carrera, informaba sobre un tema grave: la falta de noventa millones de dólares del fideicomiso que Argentina y Venezuela mantenían en el Banco UBS de Nueva York”, agregó.
“El cable en cuestión no ahorraba metáforas: ‘Esto afecta seriamente la relación‘, decía, mencionando la palabra ‘corrupción‘ al menos en dos oportunidades. Sadous describía en el informe el mecanismo de ingeniería financiera que se habría utilizado: los 90 millones de dólares salieron del fideicomiso, volvieron a Venezuela, se vendieron en el mercado negro del dólar, se recompraron en el oficial, y alguien se quedó con la diferencia: 13 millones de dólares”“, añadió.
Los diputados explicaron que “la operatoria era la siguiente: se retiraba el dinero del fideicomiso de Nueva York, haciendo un juego entre el mercado oficial de Caracas y el paralelo, quedándose con una diferencia cercana al 15%. La operatoria fue detectada por el ex embajador Eduardo Alberto Sadous, por lo que se envió un memorando [CAEVENE N° 10097, de fecha 26 de enero de 2005] denunciando los negocios ilícitos a la Cancillería“”.
Subrayaron que “Siempre se sospechó que esta operación era conjunta entre funcionarios argentinos y funcionarios del gobierno de Hugo Chávez y la petrolera venezolana PDVSA. Se acusó al funcionario argentino Claudio Uberti de intimidar al propio embajador, quien, como consecuencia de la denuncia por él realizada, fue retirado de su destino”, detalla el diario Clarín. 
(Agencia OPI Santa Cruz)

Camarista que desestimó denuncia de Nisman se peleó en un restaurant




30/03/201518:00

Jorge Ballestero, de la Sala I de la Cámara Federal, discutió fuertemente con clientes que le reprochaban su decisión de no investigar a la Presidente. "¿Y ustedes quiénes son para cuestionarme?", les dijo.


El camarista Jorge Ballestero.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El camarista Jorge Ballestero, quien votó a favor de desestimar la denuncia deAlberto Nisman contra la presidente Cristina Fernández, vivió momentos de tensión en un restaurant con comensales que le reprocharon con un escrache su decisión. 
 
Según relata Clarín.com, Ballestero cenaba el viernes junto a su mujer y una pareja amiga en el local Club Mayling de Pilar. Tras notar su presencia, los comensales comenzaron a hacer notar su incomodidad con el magistrado a través de sonoros ruidos de cubiertos y gritos.
 
Ballestero y Eduardo Freiler votaron el jueves último a favor de ratificar el fallo en 1ra instancia del juez federal Daniel Rafecas. En disidencia se proclamó el camarista Eduardo Farah. Así, 2 votos contra 1, la Sala I de la Cámara Federal desestimó la denuncia de Nisman que acusaba a la Presidente y a otros de encubrir el atentado a la AMIA. 
 
Según el portal, la mujer de Ballestero lo convenció para salir del local. Pero el camarista regresó para confirmar que todo el barullo se debía a él. "¿Esto era por mí?". A lo cual le respondieron con distintos niveles de violencia verbal, que volvió a subir cuando el juez retrucó: "¿Y ustedes quiénes son para cuestionarme?".
 
El escrache que recibió el funcionario judicial estaba encabezado por una vecina que le recriminó que no permitiera investigar la denuncia de Nisman y que ella protestaba como ciudadana que se había mojado el 18 de febrero en la marcha que organizaron los fiscales en homenaje a Nisman. Otros comenzaron a insultarlo y uno agregó "vendiste el país por unos pesos", señala Clarín.com.
 
Ballestero les aclaró a quienes los cuestionaban que las explicaciones no las iba a dar en ese lugar porque él las ofrecía en sus dictámenes. El nivel de gritos e insultos volvió a subir, cuando la esposa del juez volvió a insistir para que se retiraran.

N de R La Misère Porc:

Excelente actitud de la gente. Habría que actuar así, con todos los funcionarios que no cumplen con sus obligaciones. Muy bien en escracharlos.

Crecen las demandas de jubilados: hay 150 por día





31 / 03 / 15


Demoras y trabas que afectan a un sector vulnerable.



Son por ajuste de haberes y aumentaron por primera vez en cuatro años. La inflación es una de las causas. Por la gran cantidad de expedientes, se alquiló un edificio para almacenarlos.



Torres de causas. La Justicia alquiló un edificio sobre la calle Lavalle para almacenar los expedientes sorteados que esperan ingresar a las salas. Hoy suman unos 68 mil. /David Fernandez

En los Juzgados de la Seguridad Social están ingresando unas 150 nuevas demandas de jubilados con el reclamo de reajuste de los haberes. Durante 2014, en promedio, fueron 130 por día. También están más activos los jueces de primera instancia que aprobaron el año pasado 180 sentencias por día a favor de los jubilados. Y los de la Cámara de la Seguridad Social, quienes resolvieron 90 apelaciones por día de la ANSeS. El menor número de sentencias de segunda instancia se debe a que las tres Salas que deben resolver estos casos tienen tres jueces cada una que deben emitir su voto individual en cada causa por disposición del Código Procesal.
Las cifras de nuevas demandas son más bajas que las registradas entre 2009 y 2011 cuando hubo un aluvión –hasta 400 por día– tras los fallos de la Corte Suprema que fijaron la actualización de los haberes entre 2002 y 2006 (caso Badaro) y de los sueldos que se toman como referencia para el cálculo del haber inicial (caso Elliff, entre otros).
Para el juez de Cámara, Luis Herrero “desde el 2009 hasta 2014 hubo una disminución de las demandas por reajuste de haberes”. Ello se debió a que entró a regir el índice de actualización semestral y a que el fallo Badaro sólo se aplica a los jubilados que obtuvieron su beneficio antes de 2002. Ahora, según Herrero, el incremento de las demandas por reajustes en 2014 obedece a “la inflación elevada y a que la Corte Suprema haya reiterado en sus últimos fallos que los haberes deben conservar una razonable proporcionalidad con los salarios de actividad. Así, se avizora un incremento progresivo de la litigiosidad por el achatamiento de los actuales haberes –muy lejos de los de actividad– y por la inflación que corroe su poder adquisitivo”.
Así las cosas, en el Fuero de la Seguridad Social hay unas 300.000 demandas de jubilados sólo por reajuste de haberes. En la Cámara hay 10.000 causas por cada Sala. Los expedientes sorteados que esperan en el edificio de Lavalle 1.441 (alquilado para almacenar expedientes) por falta de espacio físico en las Salas, suman 68.000.
En el discurso del 1° de marzo en la Asamblea Legislativa, Cristina Kirchner dijo que “luego del pico de juicios generado por los fallos Badaro y Elliff”, la ANSeS estaba pagando más sentencias, pasando de 17.992 en 2011 a 42.268 en 2014”. Y destacó que “el año pasado hubo más sentencias resueltas que nuevos juicios ingresados en la ANSeS por primera vez en años”. Esto es así pero también porque la ANSeS apela la gran mayoría de las sentencias de primera sentencia, alargando las cosas. La Presidenta agregó: “Estamos dando respuesta a ajustes que, bueno es decirlo, tampoco provienen de nuestra gestión”.
Sin quitar la responsabilidad a los gobiernos anteriores, lo real es que el grueso de los reclamos fueron por culpa de la gestión K. El fallo Badaro reajustó los haberes entre enero de 2002 y diciembre de 2006 un 88,3%, cuando el Gobierno de Néstor Kirchner otorgó un aumento general en las jubilaciones de entre el 10 y 21% para los que ganaban entonces más o menos $ 1.000 mensuales (ver Miles de jubilados...). Algo similar reparó el fallo Elliff.
De todos modos, no fueron los fallos los que generaron esos reclamos sino la decisión de Néstor Kirchner de semicongelar las jubilaciones que estaban por encima del haber mínimo. Y la de toda la gestión K que no ajusta, como ordenó la Corte, los sueldos para determinar los haberes de quienes se jubilan. A eso se agregan fallos contra la pesificación de las jubilaciones extranjeras, dispuesta por Cristina Kirchner.
En promedio, las sentencias que se están pagando rondan los $ 200.000 por jubilado, a lo que se agrega el reajuste del haber –ya sea jubilación o pensión– de acuerdo al monto que determina cada sentencia.
¿Cuánto dura un juicio de reajuste de un jubilado?, le preguntó Clarín a Graciela Stasevich, la abogada del caso Badaro. “Sin perjuicio de las particularidades de cada tribunal, podemos afirmar que la duración de un proceso es de más o menos 7 años, salvo algunos casos excepcionales en donde el ANSeS no apela”. Sólo los primeros dos años se tardan en obtener una sentencia de primera instancia.
Stasevich explicó que dado que el fallo Badaro abarca el período que va de enero 2002 a diciembre 2006, los jubilados que no iniciaron el reclamo ya son pocos. Ahora la mayoría demanda el recálculo del haber inicial, el recálculo de la PBU (Prestación Básica Universal) y la inconstitucionalidad de los topes de las jubilaciones vigentes desde 1994 en adelante. Aquí el argumento es que el jubilado pudo haber hecho antes de esa fecha aportes por encima de los topes que no son tenidos en cuenta al momento de obtener la jubilación. También hay demandas por el descuento del impuesto a las Ganancias, con fallos favorables apelados por la ANSeS, y recursos contrarios a la pesificación de las jubilaciones en moneda extranjera de jubilados de Italia y otros países que viven en la Argentina, también con sentencias favorables a los demandantes apeladas por la ANSeS o el Gobierno.

Miles de jubilados, a la espera de que decida la Corte
Un buen número de jubilados sigue esperando que la Corte Suprema extienda el fallo Badaro a todos los que les corresponde, hayan iniciado o no juicio contra la ANSeS, tal como lo viene reclamando la Defensoría del Pueblo desde 2008.
El fallo Badaro de la Corte Suprema estableció que entre enero de 2002 y diciembre de 2006 el reajuste de haberes debió haber sido del 88,3%, de acuerdo a la evolución de los salarios. Sin embargo, en ese período los aumentos generales que dio el Gobierno fueron del 11% y 21%. La diferencia implica ajustes en los haberes de entre el 55 y 69%.
En base a ese fallo, y para evitar que cada jubilado tuviese que hacer un juicio individual en relación a un reclamo sobre el que ya se expidió la Corte Suprema, la Defensoría del Pueblo presentó una demanda de “acción colectiva” para que todos los jubilados cobraran por igual, hubieran hecho o no un juicio. Pero como el pronunciamiento del Alto Tribunal se fue demorando, las demandas judiciales individuales fueron creciendo.
En dos oportunidades, y en relación a esta demanda de “acción colectiva”, la Corte Suprema le pidió a la ANSeS que le presentara un informe económico financiero. ANSeS respondió que no podría cumplir un fallo “colectivo”, aunque al mismo tiempo sostiene que cuenta con superávits. Hasta ahora la Corte no se pronunció.

lunes, 30 de marzo de 2015

Cristina Kirchner, cerca de perder una batalla ideológica



Martes 31 de marzo de 2015 | 03:30


Por  | LA NACION

El paro convocado para hoy por un buen número de gremios, encabezados por los del transporte, más que un desafío al gobierno nacional, es indicador de un severo desacuerdo de los sectores asalariados con la política tributaria impulsada por Cristina Kirchner.
Esta disidencia no sólo hay que verla en el llamado a la huelga por parte de los sindicatos cuyos trabajadores ostentan los más altos sueldos nominales o de aquellas entidades que se han situado en la vereda de enfrente del kirchnerismo. También se puede advertir en la reacción de sindicalistas que han venido acompañando al Gobierno desde la CGT oficialista. El metalúrgico Antonio Caló , secretario general de esa central obrera, anunció que dejó en libertad de acción a los trabajadores de su actividad para adherir o no al paro. Y el titular de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Gerardo Martínez, pese a que su gremio no se plegó a la medida de fuerza, reconoció que "es injusto lo que pasa con el impuesto a las ganancias" y vaticinó que la huelga tendría una gran adhesión.
El paro convocado para hoy es indicador de un severo desacuerdo de los sectores asalariados con la política tributaria impulsada por Cristina Kirchner.
Parece quedar demostrado que el gobierno kirchnerista viene perdiendo una batalla ideológica, justamente contra quienes han sido históricamente definidos como la columna vertebral del peronismo. La primera espada del relato oficial ha quedado en manos del ministro de Economía, Axel Kicillof, quien días atrás recibió una dura estocada, con las críticas que recibió de todo el arco político tras su admisión de que no sabía cuántos pobres había en la Argentina, y en las últimas horas intentó defender, junto al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, la decisión gubernamental de mantener sin cambios el impuesto a las ganancias sobre los asalariados.
Kicillof buscó relativizar la demanda gremial para eliminar o disminuir la presión impositiva sobre los asalariados, explicando que este tributo "afecta sólo al 10 por ciento de los trabajadores". El titular del Palacio de Hacienda subrayó que "la lógica de este impuesto es que quienes más ganan hagan su contribución a las políticas públicas que van a alimentar los planes sociales", y que "esto pasa en todos los lugares del mundo".
El gobierno kirchnerista viene perdiendo una batalla ideológica, justamente contra quienes han sido históricamente definidos como la columna vertebral del peronismo.
Lo que no dijo Kicillof es que en prácticamente ninguno de los países del mundo donde se gravan los ingresos de los trabajadores existe el nivel de inflación que tiene la Argentina y que termina licuando el poder adquisitivo de los salarios. A tal punto que un porcentaje cada vez más considerable de los incrementos salariales que se negocian en las paritarias termina yendo a parar directamente al Estado por la vía de la retención del impuesto a las ganancias.
Un informe del Instituto de Estudios y Formación de la Central de los Trabajadores Argentinos, que lidera el gremialista estatal Pablo Micheli, ha estimado que por cada 100 pesos de aumento salarial que se acuerden en las presentes negociaciones paritarias, 22 pesos serán apropiados por el Estado por el efecto del impuesto a las ganancias, si las paritarias terminan con una suba promedio del 30 por ciento.
Según ese trabajo, para que, en promedio, los trabajadores logren un aumento verdadero del 35%, las negociaciones salariales deberían establecer un incremento del 45%. Y para garantizarles a los asalariados una mejora del 40%, que esté en sintonía con la inflación del año último medida por consultoras privadas, el aumento acordado debería rondar el 51%.
Por cada 100 pesos de aumento salarial, 22 pesos serán apropiados por el Estado por impuesto a las ganancias, según un estudio.
El citado estudio señala, a modo de ejemplo, que si un trabajador soltero que hoy percibe 15.001 pesos mensuales recibe un aumento salarial del 35%, los descuentos anuales por ganancias se incrementarían de 9632 a 25.484 pesos. De ese modo, la suba en el salario quedaría notablemente relegada frente al aumento del costo de vida.

Esta pérdida de poder adquisitivo crece en los asalariados de mayores ingresos, a tal punto que hasta el año último, éstos debían destinar 271 días de trabajo en el año para hacer frente a todas las obligaciones fiscales, de acuerdo con un cálculo del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

Máximo Kirchner sería cotitular, junto a Garré, en dos cuentas secretas





31 / 03 / 15

Sospechas de triangulación de dinero e insumos hacia Irán






Según fuentes bancarias y documentos, ambos habrían controlado una cuenta en el banco Felton de EE.UU. con 61 millones de dólares y otra en el Morval Bank de las islas Caimán con 19 millones de dólares.

Máximo Carlos Kirchner sería uno de los cotitulares de la cuenta abierta en el banco Felton de Delaware, EE.UU., que había manejado Nilda Garré, según dos fuentes bancarias y un documento consultados por Clarín. Habría otra cuenta abierta en el Morval Bank & Trust Ltd de las islas Caiman que llegó a tener 19.845.300 dólares. Según las fuentes en esta cuenta también figurarían Garré y Máximo. La revista brasileña Veja afirmó que también estaría como cotitular la hija de Garré, María Paula Abal Medina.
En esas dos cuentas Máximo figuraría con el pasaporte argentino 25869310 y la dirección de la calle Juncal 1409, primer piso. Es la cuenta abierta en el 2005 que llegó a tener 41 millones de dólares.
Este diario adelantó el domingo que Garré manejaría esa cuenta en el Felton y dos en el banco Tejarat de Irán y ayer informó que en la cuenta del banco de EE.UU. figurarían también “un ex diputado provincial de Santa Cruz y un importante kirchnerista”. La ex ministra de Defensa y de Seguridad negó tener cuentas secretas en EE.UU. e Irán. Dijo que solo tiene las cuentas oficiales correspondientes a su cargo en el HSBC de Washington.
Las fuentes confirmaron que se trataría del ex diputado del Frente para la Victoria de Santa Cruz Henry Olaf “Pilo” Aaset y de Máximo. Aaset fue abogado personal de Néstor Kirchner y es amigo de Máximo y del secretario Legal y Técnico de la Presidencia Carlos Zannini, aunque luego se distanció políticamente del kirchnerismo. Clarín llamó ayer al estudio jurídico de Aaset para tener su versión pero su secretaria dijo que no se encontraba.
Desde la muerte de Néstor Kirchner en octubre del 2010, Máximo pasó a controlar los negocios de la familia presidencial a través de las empresas “Los Sauces” e “Idea”. La primera, por ejemplo, compró dos departamentos con la firma de Máximo en el Madero Center de Puerto Madero y la segunda se quedó con la administración de los hoteles tras la salida de “Valle Mitre” de Lázaro Báez.
Los diputados de la Coalición Cívica-ARI, Fernando Sánchez, y Paula Oliveto pidieron ayer al fiscal Gerardo Pollicita que confirme la investigación de Clarín.
La cuenta en el Felton (actualmente se llamba CNB) fue abierta en octubre del 2005 desde Caracas, cuatro meses después de que Garré fue nombrada embajadora en Venezuela, a nombre de la empresa fantasma Business and Service IBC, constituída en el paraíso fiscal de Bélice. La última operación electrónica que vieron las fuentes es del 29-12-2009. La cuenta tiene el legajo 00049852398325985. El saldo registrado a abril del 2010 era de 41.704.400. Según las fuentes los fondos habrían sido transfereidos desde la sucursal en Caracas del banco suizo UBS, el mismo que manejó el fideicomiso entre Argentina y Venezuela. Tal como reveló Clarín el domingo, luego de la denuncia del ex embajador en Caracas, Eduardo Sadous, sobre un faltante de “90 millones de dólares”, el UBS cerró el fideicomiso que administraba la petrolera PDVSA y el Banco Nacional de Desarrollo de Venezuela.
La otra cuenta, en el banco Tejarat, que manejaría Garré, llegó a tener 47 millones de dólares en el 2011. Esta cuenta fue abierta en febrero del 2011 justo cuando el canciller Héctor Timerman tuvo una reunón secreta con su par iraní en la ciudad siria de Alepo, como si ya hubiera confianza para una operación financiera. Dos años después se firmó el pacto con Irán por la causa AMIA, que el fallecido fiscal Alberto Nisman, denunció como el primer paso de una operación de encubrimiento.